Blog

Un nuevo espacio para hablar y compartir entre las familias

enero 2021

Un Espai per les families

Las familias de los Servicios Educativos de la Fundación de la Esperanza tienen un
nuevo espacio para reunirse, conocerse y hablar entre ellas.

El pasado mes de noviembre se pusieron en marcha las primeras sesiones del proyecto
En Familia, un espacio creado para dar respuesta a las necesidades detectadas por parte
de los profesionales de la Fundación que están en contacto diario con las familias de los
niños y adolescentes que atienden.

El proyecto nació porque se evidenciaba que muchas de las familias tienen una falta de
conocimiento del trabajo global que realiza la Fundación, y esto podía afectar al compromiso
y la participación por parte de los padres y madres en las actividades y proyectos en que
participaban sus hijos.

Por otro lado, también se había detectado la oportunidad de dar una respuesta grupal a
algunas de las necesidades de estas familias, a la vez que se quería potenciar la
corresponsabilidad de los padres y de las madres en la educación de sus hijos.

“Desde la Fundación de la Esperanza hemos preparado el proyecto para que las
familias ahora se lo puedan hacer suyo” explica Montse Campillo, trabajadora social de
la Fundación. Para hacer las sesiones, se ha dividido a las familias en cuatro grupos con
el compromiso de encontrarse cada mes, aproximadamente.

De este modo “creemos que aportamos una herramienta útil para conocer la perspectiva de las
familias ante los programas que se desarrollan en la Fundación, además de abordar preocupaciones
comunes o proporcionar información útil” continúa diciendo Montse.

Crear redes de ayuda

 

En las primeras sesiones, enseguida surgieron las preocupaciones ante la ncertidumbre
con la situación de pandemia de la Covid-19, sobre todo por el hecho de estudiar
desde casa a través de los ordenadores, que obliga a pasar muchas horas ante
las pantallas.

El uso de las nuevas tecnologías, la necesidad, o no, de supervisar los
contenidos que miran los niños y adolescentes cuando navegan por internet, o el
refuerzo escolar, son algunos de los otros temas que se trataron en las primeras
sesiones, que tuvieron muy buen recibimiento por parte de todas las familias.

Pero en estas sesiones iniciales también hubo tiempo para conocerse, encontrarse y compartir,
unas dinámicas que no siempre pasan a pesar de que la mayoría de familias viven en el
mismo barrio. “Para romper el hielo, les pedimos que por parejas explicaran quién
eran sus hijos, y después lo explicaban al resto del grupo” dice Montse.

El objetivo del espacio En Familia también es que en un futuro se puedan hacer
actividades conjuntas en el barrio, visitando los equipamientos culturales del entorno
o haciendo salidas a la natura. “Creemos que así podemos aportar otros aspectos muy
positivos para las familias” y añade: “si las personas se conocen e interactúan, esto
crea unas redes de ayuda muy importantes”.

Un espai per les families

  • Comparte