Blog

“Solo tenemos un planeta y lo tenemos que cuidar”

abril 2021

Los jóvenes del Casal de Semana Santa de la Fundación de la Esperanza recogieron más de cinco bolsas de residuos de la playa de la Barceloneta. Entre la arena de la playa más concurrida de la ciudad encontraron vasos de plástico, cañas desechables para beber refrescos, colillas de tabaco y en general todo tipo de plásticos que, en lugar de ser reciclados, acaban esparcidos por la arena y el mar, donde tardarán años en descomponerse.

Para Fatima (14 años) era la primera vez que participaba en una limpieza y recogida de residuos, una iniciativa propuesta por los mismos jóvenes de los Servicios Educativos de la Fundación para llevar a cabo durante los días de vacaciones escolares.

“Pensaba que encontraríamos menos plásticos, pero cuando empiezas a limpiar la arena, te das cuenta de que hay muchos residuos acumulados” explicaba Fatima. “Es importante que la gente recicle y que mantengamos los espacios naturales sin contaminación, solo tenemos un planeta y lo tenemos que cuidar” añadía.

Cada semana el grupo de jóvenes de entre 12 y 16 años de la Esperanza, leen y hablan sobre noticias relacionadas con el medio ambiente: “La última que comentamos fue sobre los micro-plásticos encontrados en el mar y esto les sorprendió, cada día están más concienciados” explica Marina, educadora social de la Esperanza. El objetivo es que acciones como la recogida de residuos en espacios naturales o el reciclaje, se conviertan en un hábito para los niños, las niñas y jóvenes de la Esperanza cada vez que se hacen actividades en el exterior o en sus casas. “Estoy contenta de poder poner mi granito de arena por el medioambiente” acaba diciendo Fatima.

Mayor compromiso

 

Formar, sensibilizar y fomentar hábitos y actitudes respetuosas con el medio ambiente, como la recogida de residuos en las playas, forma parte de la nueva política ambiental adoptada por la Fundación de la Esperanza. Con estas medidas, la Fundación reafirma su compromiso para integrar la educación ambiental en los proyectos dirigidos a los usuarios y usuarias, y también a hacer partícipes a todos los trabajadores y trabajadoras en el fomento de la reducción, la reutilización y el reciclaje de residuos y el uso sostenible de los recursos naturales como el agua y la energía. Las medidas ya se aplican en todas las actividades e instalaciones de la Fundación así como en todos los convenios y acuerdos a los que se acoja la Esperanza. El objetivo, sumar y contribuir todavía de una manera más clara en la mejora del medio ambiente y en la lucha contra el cambio climático, en beneficio de toda la sociedad.

  • Comparte