Blog

Formación, la mejor reorientación laboral

junio 2021

Fundación de la Esperanza

Cocina, Colectividades, Col·lectivitats, Cuina, formació, formación, Hostaleria, Hostelería, inserción laboral

En las últimas semanas Juan Carlos ha aprendido a tener el control de los fogones y de todo lo que pasa adentro la cocina. Con más de 30 años de experiencia como camarero de sala, la crisis derivada por la pandemia de la Covid-19 le ha obligado a replantearse su futuro laboral, ya que la hostelería ha sido uno de los sectores donde más puestos de trabajo se han perdido en el último año, un hecho que ha afectado a muchas personas en riesgo de exclusión social: “Desde el inicio de la pandemia he trabajado cuatro meses aquí y allá, pero nada fijo, por eso decidí que era la hora de reinventarse” explica.

Él es uno de los 15 usuarios de la Fundación de la Esperanza que se están formando en el curso de Auxiliar de Colectividades, donde adquieren los conocimientos profesionales y personales para trabajar en cocinas de centros escolares, hospitales u otros tipos de comedores: “Aquí aprenden a trabajar en equipo para hacer un servicio para 300, 400 o 500 personas” explica Julián, que es el profesional que dirige el curso: “Un cocinero no es solo la persona que sabe cocinar, sino quien sabe trabajar en una cocina profesional donde tienes que tener carisma, saber comunicar, tener dotes de liderazgo y buena actitud” explica.

La sesión de hoy se ha planteado como si fuera un servicio real, donde todo tiene que estar a punto a la una y media cuando vengan los comensales: “Hemos aprendido desde saber cortar una zanahoria hasta controlar una carne al horno” dice Juan Carlos, “la verdad es que estoy muy satisfecho con la formación y creo que estoy preparado para el nuevo trabajo” dice. Julián revisa que los 15 alumnos se repartan las diferentes tareas que hay que hacer durante el servicio, pero parece que en la cocina está todo a punto y todo el mundo está en su lugar: “Aquí trabajamos el refuerzo positivo, empezando porque ellos mismos vean qué pueden mejorar y así tener más autoconfianza” dice.

Más estabilidad y mejores condiciones laborales

 

Después de tres meses de formación, los usuarios que participan en el curso del servicio de Inserción Laboral harán unas prácticas en empresas durante el verano: “Con el curso en Auxiliar de Colectividades vimos que era la mejor manera de aprovechar la experiencia profesional de muchos usuarios para encontrar nuevas oportunidades laborales” explica Maite, responsable de formación de Inserción Laboral de la Fundación de la Esperanza: “Una de las mejores maneras de reorientar laboralmente pasa por la formación, y el sector de las cocinas de colectividad ofrece mejores condiciones laborales y de estabilidad que en otros puestos de trabajo de la hostelería” asegura.

Para la Rikia, que cuenta con más de 14 años de experiencia trabajando en bares y restaurantes en Barcelona, espera que el curso signifique una puerta abierta hacia nuevas oportunidades laborales: “He hecho el curso con muchas ganas de aprender y creo que me ha servido mucho, en el último año las escuelas, los hospitales o las residencias no han cerrado y necesitan gente, espero poder encontrar pronto un trabajo” acaba diciendo.

  • Comparte