Blog

5 años de educación para la salud

diciembre 2021

Fundación de la Esperanza

AIDIR, enfermería, promoción de la salud

Un pilar básico del proyecto pedagógico de la Fundación de la Esperanza es la educación para la salud, que toma mayor relevancia aún en entornos con personas en riesgo de exclusión. Tras 5 años en que el proyecto de colaboración entre AIDIR y Fundación de la Esperanza se ha consolidado, han impulsado la I Jornada de Balance para dar a conocer el trabajo que ambos desarrollan en el distrito de Ciutat Vella.

Esta sesión ha permitido dar visibilidad a todo el trabajo hecho conjuntamente, desarrollado con un doble enfoque: la mejora de las estrategias de autocuidado y autogestión en la comunidad, así como el impulso de las habilidades de liderazgo entre las enfermeras para mejorar la salud de las personas. “Los talleres de promoción y educación para la salud los lideran los y las alumnas de enfermería. Ellos son quienes preparan las sesiones sobre la base de la evidencia científica, pero adaptándolos a cada perfil de población, a su realidad, cultura y necesidades”, nos explica Lorena Moya, enfermera referente de la Unidad AIDIR.

Durante la sesión, se ha presentado la labor social que realiza la Fundación de la Esperanza, así como las actividades que desarrolla AIDIR para mejorar la salud de la población de Ciutat Vella y el impacto que estas tienen.

En cuanto a los resultados, destaca el hecho de que anualmente se diseñan e imparten alrededor de 100 talleres (95 en el curso 2020/21) y que en los últimos años ha habido una progresión ascendente respecto al número de participantes en las sesiones: 689 asistentes el curso 2020/21 frente a los 381 del curso 2016/17. Las temáticas de los talleres de este curso se han adaptado especialmente a la situación derivada de la pandemia mundial. Es por eso que los tres principales temas que se han abordado han sido la salud emocional y autoestima, las nuevas tecnologías y la gestión del miedo en relación a la Covid.

El acto se ha cerrado con la participación de tres alumnos de enfermería que han compartido su experiencia de primera mano trabajando en el distrito.
“Para mí las prácticas en AIDIR fueron muy importantes porque disfruté mucho haciéndolas. Una de las conclusiones que extraigo de esta experiencia ha sido que descubrí el papel de la enfermera en este tipo de servicios, porque yo concebía las prácticas como estar en un hospital. Vi cómo la enfermera detecta la necesidad que hay en un barrio y la cubre desde la prevención y la promoción de la salud”, explica Eugenia, que realizó las prácticas en septiembre de 2020.

Sergio ha aportado su experiencia destacando la proximidad que las enfermeras establecen con las personas con quien trabajan: “lo que más me impactó a mi fue el primer contacto con los niños, que era muy cercano, muy humano. Son niños que no tienen ninguna patología, pero con los que abordas temáticas tan relevantes como la adicción a las pantallas, por ejemplo”.

La I Jornada de balance AIDIR-Fundación de la Esperanza ha aprovechado la tecnología para hacer un acto blended: presencial y en streaming, para favorecer la participación activa en este coloquio.

  • Comparte